Que no se tranque el Serrucho

Una de las recomendaciones para quienes tienen blogs en Steemit es el trabajo constante.  Producir inclusive en tiempos de crisis, es decir, cuando no hay mucho incentivo económico porque el Steem se tarda en crecer, ayudará a que tu SP aumente y cuando pasen los malos tiempos eso será de mayor beneficio.

Pero muchas veces la musa no acude, y eso aunado a la baja motivación por las situaciones diarias hace que mucha gente se paralice y a medida que pasan los días se va enfriando aún más y les cueste luego retomar la escritura.

 

Los concursos ayudan mucho porque la exigencia hace que la creatividad se desate, si observamos los mismos, a veces nos proponen imágenes para que construyamos historias, o nos dan una palabra determinada para construir alguna rima, o una temática determinada o la exigencia de producir escritura en una cantidad limitada de palabras.
Imitando esa idea nosotros mismos podemos proponernos un ejercicio e imaginar que estamos participando en un concurso, es una forma de detonar la inventiva para que fluyan las palabras. Con esa intención les doy las siguientes ideas que también pueden usar con los niños que están iniciando en esta red para formar parte del proyecto.

1)Elaborar textos argumentativos sobre algún tema insólito.

Esto lo apliqué en varias ocasiones con mis estudiantes, recuerdo especialmente el ejercicio siguiente: “Tratar de convencer a las personas sobre la conveniencia de dormir parados”.  Este tema además de divertido provocó muy buenos textos.  Al ser una situación inusual las personas se ven obligadas a crear, no existe la posibilidad de buscar “ayudas” en otros textos o en la red por lo que todo lo que surja es personal e inédito y le da al creador la confianza de que sí puede crear por él mismo.  Recordemos que las prácticas educativas han afianzado mucho la copia y muchos se sienten coartados para  producir escritura espontánea.

2) Construir expresiones a partir de siglas conocidas.

En este caso se toman nombres conocidos que tengan siglas, por ejemplo: POLAR, CANTV, DIGITEL, SONY, entre otras, y a partir de las creaciones hechas provocar la escritura de un cuento o poesía.  Recuerdo una expresión creada por un niño: Caminando Agachado Nadie Te Ve.

3) Redactar cuentos a partir de fotografías.

Los  albumes  de fotografías personales tanto en físico como los que se guardan en las redes, constituyen un repertorio de posibilidades: elaboración de memes,  colocarles un título curioso y creativo, elaborar cuentos, hacer descripciones, collages, montajes, entre otros, pero procurar siempre que el resultado final sea la elaboración del tipo de texto correspondiente.

4) Recetas de cocina con ingredientes diferentes.

A los niños les gusta crear, y este tipo de estrategia les atrae mucho, inventar un plato de cocina, con ingredientes y procedimientos para su elaboración es una actividad que inclusive pueden propiciar los padres en casa cuando los niños están sin nada qué hacer. Pueden incluso ilustrarla con dibujos o recortes.

Lo importante es no quedarse sin ideas a la hora de crear escritura, cualquier cosa puede hacer que se desarrolle esa chispa que haga que los dedos vuelen sobre el teclado, o como digo en el título que no se tranque el serrucho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *