El arte de hacer maracas

Hola amigos de Steemit, hoy quiero compartirles unas vivencias que recordé a partir de la lectura y participación que hice en un post de @electrodo, el cual puedes ver aquí. 

Allí su autor nos invita a que le escriban unas líneas dedicadas a Venezuela, algo que rime con la palabra “maracas”.  Tengo un hijo que elabora instrumentos musicales y cuando comenzó con esto de la luthería también experimentó con la elaboración de las maracas llaneras.

 

El también estuvo participando en esta red y escribió dos posts muy completos sobre la elaboración de las mismas,  así que mejor les dejo sus publicaciones para que obtengan una visión más completa de la elaboración de las mismas con lujo de detalles, parte 1 y parte 2


 

Quisiera compartirles el acróstico que hice para participar en el mismo, texto que ya dejé en los comentarios del posts.

En las vueltas de la vida

Sensibles a la armonía

Animosos aprendemos

Sonidos con sus cadencias

Chas, chas, chas,chas, chas, chas.

Maracas, hace mi hijo,

adiestrado en ese arte.

Riqueza da la tapara,

apta para ese proceso

Capachos y sus semillas,

acoplan su buena esencia.

Sus sonidos van chocando en el interior de ella.

Chas, chas, chas,chas, chas, chas.

Los tonos ya van saliendo,

libres o disciplinados.

Alegre es el cepillar.

Nietos se suman al arte de las maracas hacer sonar,

esmerados en difundir nuestro folclor nacional.

Repican esas maracas y marcan cada compás

Arpa y cuatro se acompañan,

Serenatas van y vienen y se anida la esperanza.

Chas, chas, chas, chas, chas, chas


Haciendo el texto recordé las primeras vivencias de mi hijo al recolectar estas camazas, su trabajo de clasificación de las mismas, para luego comenzar el proceso de vaciado de cada uno, labor que en algún momento hice con él, por la curiosidad que tenía por el trabajo que él estaba realizando, bastante engorroso, al final, un trabajo delicado, con un acabado muy bien logrado y sobre todo el sonido adecuado a lo que se requiere en las maracas llaneras.

Ha pasado ya un tiempo desde que se inició en esto y han sido muchas las maracas que ya recorren el país y fuera también.  Ahora sus hijos que han aprendido la ejecución de las mismas acompañan a la Orquesta Alma Llanera y nos deleitan con distintas piezas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *