Hoy cumplo un año en Steemit

Mi PRIMER AÑO EN STEEMIT

365 días en esta plataforma, un año de aprendizaje, de  compartir, de  experiencias novedosas, encuentros, desencuentros y conocimiento interior.

Cuando llegué a esta red social no tenía idea ni siguiera de cómo escribir bien su nombre, una avalancha de términos nuevos se presentaron y me tocó asumirlos si quería quedarme en ella.  Poco a poco se fueron sumando nuevas exigencias, no se trataba solo de redactar,  también había que presentar prolijamente cada publicación, códigos y requerimientos fueron surgiendo, mostrándome que era algo complejo pero entretenido al mismo tiempo.  Había que aprender a jugar si quería mantenerme y eso he estado haciendo.

 

 

He jugado y seguiré haciéndolo porque los beneficios son inmensos.

Puedo afirmar con total seguridad que Steemit cambió mi vida en muchos sentidos:

Fue un salvavidas en medio de la desesperación, llegó en el momento justo y significó abrir el pensamiento a un quehacer productivo, distinto y generador de logros.   Poder ocupar la mente diariamente en la escritura y evadirme así de las vicisitudes cotidianas generadas por la crisis económica que vive el país fue extraordinario.

 

Poder recargarme emocional y cognitivamente a través de un trabajo creador.

Conocer personas de mi  país que mostraban distintos modos de resolver sus problemas  diarios con entusiasmo  y otra mirada  fue muy importante, pero lo fue más saber de otros, en otras latitudes, que igual se quejaban de la situación que vivían y caían en depresión o tristeza, esto  me hizo ver que era importante salir del estado anímico adverso en cualquier situación que se viviera.

 

Privilegiar la amabilidad ante todo fue otro logro importante. Pude observar que en general las personas suelen tener un comportamiento cordial y están dados a compartir más lo bueno que lo malo, lo cual me reafirma mi posición de credibilidad en el ser humano y su bondad por encima de la creencia, a priori,de que la gente es mala.

Me ubico del lado de los entusiastas, de los que aún creen que Steemit tenga futuro y siguen apoyando el trabajo creador.

Mi transitar ha sido constante, he publicado diariamente, salvo alguna circunstancia de fuerza mayor.  Me he centrado en las reflexiones de tipo educativo, la escuela con sus infortunios, las prácticas erróneas en la enseñanza de la lectura y escritura, algo de motivación, anécdotas, vivencias personales, sugerencias a padres  o maestros, algunos textos de intención literaria siempre con mi autoría y muestras de mi obra pictórica en óleo o acuarela.

 

He invitado a muchos conocidos a esta plataforma pero he descubierto que no a todos les llama la atención la escritura como oficio.  Otros se han mantenido y son asiduos en la plataforma aunque las cosas no marchen bien.

 

He participado en algunas comunidades, pero debo confesar que el Discord no es mi espacio favorito, ese fondo negro con letras blancas me ocasiona bastante malestar visual, por lo que entro por poco tiempo.  Sin embargo, han sido muy productivos los cursos e intercambios personales donde destaco por ejemplo el Programa de Competencias desarrollado por @vanessapinedos, sobre todo porque el mantenerme en el mismo hará posible un año productivo y de nuevos aprendizajes necesarios en esta red, ya que la idea es seguir creciendo.

 

Son muchas las personas que he conocido virtualmente y a las cuales les estoy profundamente agradecida por la constancia y amabilidad que han tenido para mi trabajo.  Actualmente me mantengo en contacto con el grupo del Club12, participando semanalmente en el Reto12votos, porque coincidimos allí muchos de los que ya antes nos habíamos encontrado en otras comunidades.

 

Steemit será lo que cada uno quiera que sea y dependerá de nuestro aporte para mantenernos trabajando unidos, creando y aprendiendo. Mi meta es seguir, aún queda mucho aprendizaje que adquirir.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *