Aceptar las sugerencias

Saludos amigos, como ya saben hace unas semanas he estado compartiendo con el grupo del #reto12votos y en la actividad de la semana 14 “Describe tu momento al escribir”, me gustó mucho el post presentado por @inspiración, te invito a leerlo.

Hoy domingo no se me ocurría nada de qué escribir y leyendo la publicación, decidí aplicar una de sus sugerencias.

Desde que me conozco no he hecho otra cosa que retener, guardar, acumular y ser llevada de un lado a otro, sin ni siquiera pedirme permiso usas mi espacio para embutir tus penas y tormentos. Pero es que si nos fijamos bien a nadie le piden permiso para nada, cada quien ha asumido en su vida el papel que le ha sido encomendado sin ni siquiera ponerse a pensar en ello.

 

He escuchado a jóvenes quejarse a sus padres y decirles la manida frase: “yo no pedí venir al mundo”, y acaso ¿habrá alguien que sí lo haya hecho? Lo cierto es que hoy me ha dado por analizar mi situación y no es que me queje de lo que me ha tocado, no, de verdad que lo hago con mucho gusto, porque es lo que me corresponde hacer pero sobre todo porque al ir de un lugar a otro he conocido lugares, personas y otras que como yo hacen este trabajo inclusivo.

 

Mi interés el día de hoy tiene que ver más bien con lo que me estás dando a guardar, y el compromiso de cuidarlo celosamente. Es tu peso, es tu carga y yo fiel colaboradora te ayudo a soportarla, pero quiero que sepas que quien sufre eres tú.

 

¿Te has puesto a pensar en el sobrepeso que llevas y todo lo que pretendes guardar? ¿No sería bueno aligerar su contenido? ¿No te gustaría terminar la travesía con tu espalda relajada y el cuello sin contracturas?

Me he enterado que el miedo, la ira, la tristeza, el rencor o resentimiento pueden aplastarte por su exagerado peso, cuando te empeñas en llevarlas contigo por mucho tiempo y es eso lo que has estado haciendo. Entonces te invito a dejarlas ir. Yo seguiré aquí pero me encantaría guardar tus buenos recuerdos y que al abrir salieran de mí las risas cantarinas que has estado escuchando, música, arte y todo lo bello que tienes, seguramente eso será muy bueno para tu cervical. Piénsalo.

 

Soy yo, tu maleta.


He estado haciendo el ejercicio sugerido en la lista por @inspiración, en este caso, escribirle una carta a un objeto.

 

Imagen principal

maleta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *