¿Por qué quiero tener una Marca Personal? Concurso

Pulir el diamante que hay dentro de cada uno de nosotros ha sido el reto que se ha planteado la talentosa @vanessapinedos en su programa semanal STEEMAprende Competencias. Digo talentosa, porque es parte de su  marca personal, que he percibido, desde que la escuché por primera vez en su programa de  todos los viernes, a las ocho de la noche, que  de manera divertida y amena lleva a cabo.

Te invito a participar leyendo más aquí.

 

En esta oportunidad estoy aceptando su invitación  a participar en este concurso, el cual consiste en contar en una publicación por qué quiero tener una Marca Personal en Steemit. Todo esto forma parte de su Programa de Formación en Competencias, el cual lleva implícita la enseñanza de cómo usar efectivamente la plataforma  Steemit, para ello se requiere del desarrollo de una Marca Personal que nos permita ser motores del cambio que deseamos para esta plataforma.

 

La marca personal es ese rasgo distintivo que te caracteriza, eso que hace a la gente decir, por ejemplo: “esto solo lo pudo haber hecho fulano”, “tiene la huella de fulanito”, y otras tantas expresiones que no hacen sino afirmar que hay algo en la acción ejecutada que tiene un estilo personal que tiene que ver contigo.

 

Conseguir esa marca significa tener claro quién se quiere ser en la vida, pero también qué no se quiere ser.  Cuando el autoconcepto y autovaloración personal están bien sustentados, la persona, sin darse cuenta, va creando una manera de ser y comportarse que la define, que habla por ella, y se vuelve su carta de presentación.

 

No todo el tiempo esa marca es positiva, es el riesgo que se corre cuando se tiene un autoconcepto erróneo o la persona con arrogancia intenta imponerse; a la larga esa actitud le determina una marca que es contraproducente para sus propias metas.

 

Ser genuino, auténtico y estar al tanto de las propias limitaciones también es una regla que hay que tomar en cuenta mientras se está en camino de alcanzar esa marca. Particularmente,  considero que nunca estamos totalmente hechos.  Cuando más seguridad se tiene de algo puede caerse en el desacierto.  Lo mejor es mantener una dosis de humildad que permita aceptar las críticas, reconocer los errores, y asumirlos como parte del camino de crecimiento que se tiene.

 

Steemit surgió como una red para la producción de contenido, que recompensaba a sus autores.  Una idea atractiva que atrajo a muchos, pero que al tener como basamento la condición humana, no escapó de algunos comportamientos  perversos, que buscaban sacar provecho con procedimientos nada éticos.  Esto ejerció influencia negativa en mucha gente que se apegó a esas tácticas, algunos lograron su propósito, lo que hizo mucho daño a la red, porque al desvirtuarse el sentido, muchos creadores de buenos contenidos decidieron no seguir participando.

 

El desconcierto, la incertidumbre y la frustración ha sido el factor común.  Mantenerse escribiendo, produciendo contenido, sin perder el norte es el desafío que tiene que ver también con esa marca personal.  Cuando se tiene clara consciencia de qué es lo que se desea realmente, no se cae en desatinos y eso es un aprendizaje importante en esta red.

 

Establecer una marca implica también mantener los propios objetivos. Independientemente de los recursos de que se valgan otros para distinguir su propia marca.  Observemos una situación hipotética: María ha ido poco a poco escribiendo poesía y ya tiene un público cautivo que busca leer sus versos; ellos como comunidad no aportan mucho económicamente, pero dejan buenos comentarios y eso la tiene muy contenta porque ha recibido apoyo y observaciones que han contribuido a su crecimiento.  De pronto María comienza a asistir a grupos de chat, donde no se habla nada interesante, solo se mantiene un ambiente de intercambio de saludos, risas y comentarios a veces subidos de tono.  El estilo de conversación de la mayoría es desenfadado, abundan las expresiones soeces.  María poco a poco se integra, pero sin perder su manera de expresarse, ella sabe que no es su estilo el hablar con tantas groserías, no cuestiona la manera cómo los otros lo hacen, disfruta el ambiente desinhibido, pero sigue siendo ella misma.  María está enfocada en lo que ella es y no permite que su manera de ser se cambie porque conozca personas exitosas que tienen a su vez su propio sello que no tiene que ver con ella.

 

No existe una marca en particular que sea la correcta, cada uno es autor y protagonista de su propia vida, por lo que su huella personal es su creación, donde la copia no conduce a nada positivo.  La prepotencia es otro factor negativo, quien intente imponerse a la fuerza su manera de ser como un ícono de virtud y deba blandir sus bondades como forma de aleccionar a los demás está cometiendo un gravísimo error.  Ese comportamiento le hará sobresalir pero negativamente. Ya conocemos el refrán que dice: “dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Ahora contesto la pregunta: ¿Por qué quiero tener una Marca Personal? 

Porque es un trabajo bonito hacerse a sí mismo, porque es algo que nunca está completamente acabado y te exige más conocimiento y por lo tanto  aprendizaje, porque al final, cuando llegue la muerte, los demás serán quienes digan: “su marca siempre fue tal y tal cosa”, y eso será de orgullo para mis hijos y nietos y es el regalo que deseo dejarles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *